sapito


Nadie sabe dónde vive.
Nadie en la casa lo vió.
Pero todos escuchamos
al sapito: glo, glo, glo...
¿Vivirá en la chimenea?
¿Dónde diablos se escondió?
¿Dónde canta, cuando llueve,
el sapito: glo, glo, glo?
¿Vive acaso en la azotea?
¿Se ha metido en un rincón?
¿Está abajo de la cama?
¿Vive oculto en una flor?
Nadie sabe dónde vive.
Nadie en la casa lo vió.
Pero todos escuchamos
al sapito: glo, glo, glo...
José Sebastián Tallón